Saltar al contenido
ReptiLife

Terrarios

La elección del terrario

Elegir el terrario adecuado es una de las piezas clave para el bienestar de nuestra mascota. Dependiendo del animal que vaya a vivir en él, dependerán las dimensiones, temperatura, humedad, iluminación, vegetación y decoración.

Los terrarios van a ser el nuevo hogar de nuestra mascota, por eso tenemos que conseguir reproducir su hábitat natural lo más parecido a la realidad.

Para saber qué terrario es el más recomendable para la especie de nuestra mascota y antes de realizar ningún desembolso pregunta a profesionales.
De todas formas aquí te dejamos un pequeño resumen de los tipos de terrarios que existen basándonos en la recreación de diferentes ambientes y climas.

Tipos de terrarios

Terrario desértico

Indicado para lagartos como por ejemplo la Pogona y el Gecko leopardo.
Consta de una capa de arena, piedras y poca vegetación.
Simula el aspecto y condiciones de una zona desértica.

Por lo general es más fácil de cuidar que los que incluyen mucha vegetación.
Lo más importante será la temperatura que habrá que mantener alta durante el día y bajar considerablemente por la noche.  
Es importante tener una buena ventilación.

Terrario Tropical

Indicado para animales tropicales como iguanas y camaleones.
El ambiente está formado por abundante vegetación, lianas o cuevas. Estos elementos podrán ser de mayor altura que en otros ambientes ya que las especies de este hábitat disfrutan trepando árboles.

Lo más importante es mantener unos niveles adecuados de humedad.
En cuanto a los cuidados puede dar un poco más de trabajo sobretodo si incorporamos elementos acuáticos.

Acuaterrario

Indicado para tortugas y algunas clases de reptiles.
Para sobrevivir necesitarán tener dos zonas divididas en el terrario, una de tierra y otra de agua, de proporciones más o menos parecidas.
La zona de la tierra debe contener sustrato, cortezas y musgo.

Para resumir:

Elige cuidadosamente el tipo de terrario que más te guste, disfruta decorándolo de forma que consigas un buen enriquecimiento ambiental y no olvides colocar un recipiente de agua para que el animal pueda beber sin dificultad.
Cuida las temperaturas, vegetaciones y la higiene.
Por último antes de elegir el tamaño de tu terrario debes saber que es posible que tu mascota crezca y sus necesidades cambien.

Si ya lo tienes claro, aquí tienes varios tipos de terrarios para empieces desde ya a crear la casa de tu reptil.