Saltar al contenido
ReptiLife

Alimentación

La alimentación de tus reptiles será la clave para que tengan una buena salud y un mejor aspecto. Este alimento dependiendo de la clase de reptil podrá ser alimento vivo o no vivo.

Alimento vivo

Por lo general la base de la alimentación de la mayoría de los reptiles será el alimento vivo, ya que en estado salvaje se alimentan de una gran variedad de insectos.

Los insectos que más se utilizan para dar de comer a nuestros reptiles suelen ser los grillos, gusanos de seda, tenebrios, moscas de la fruta o cucarachas entre otros. Hay que tener en cuenta que cada insecto tendrá una composición diferente en cuanto a macronutrientes (carbohidratos, proteínas y grasas) por lo que es interesante variarlos para conseguir una dieta equilibrada.

La dieta de los reptiles debe tener una proporción en calcio y fósforo de 2:1, que por ejemplo, hablando en gramos, significa que necesitan 2g de calcio por cada gramo de fósforo.
Sin embargo la mayoría de los insectos, al carecer de sistema óseo, tienen exceso de fósforo respecto al calcio. Por este motivo tenemos que enriquecerlos con calcio en polvo antes de dárselos a nuestro compañero.

Alimento no vivo

Frutas

¿Has probado a darle fruta? Por ejemplo a los Geckos crestados les encantan las frutas en forma de puré, lo que les proporcionará un extra de vitaminas que igualmente podrás complementar con otros suplementos como minerales (calcio, fósforo) y aminoácidos.

Insectos deshidratados

Grillos deshidratados:
Tienen un alto contenido en proteínas y es un buen complemento al alimento vivo.
Puede que al principio sean un poco escépticos, ya que están acostumbrados a cazar y ver los insectos en movimiento pero si les acostumbras les acabará encantando.

Gambas deshidratadas:
A las tortugas de agua les apasiona.
Es un buen complemento a su dieta de pienso ayudándolas a mantener una musculatura sana y a tener un crecimiento adecuado.

Piensos:
Ricos en proteínas vegetales, grasas y vitaminas de alta calidad.
Son el principal alimento de las tortugas terrestres y de las iguanas.